ABRIENDO EL OJO DE LA IMAGINACIÓN 

EL CURSO

Para pensar y entender lo que está viviente necesitamos una forma de pensar viva. Hace dos siglos, el poeta y científico alemán JW von Goethe comentó que este pensamiento tan delicado, imaginativo y comprometido pertenece a una era altamente evolucionada.* De todas direcciones nos llega aún el reto de reconocer los seres de la naturaleza y el ser humano de forma correcta y respetuosa. La sociedad también es algo que vive y evoluciona, por lo que debe entenderse de forma imaginativa. La búsqueda de una verdadera ciencia de la vida nos lleva de la naturaleza a la sociedad, con todas sus dificultades y sus grandes desafíos creativos.    

 

Un pensamiento vivo es un pensamiento de todo el ser humano, no solo un pensamiento de "cabeza", un intelecto. Entendemos la totalidad viviente de la naturaleza y la sociedad a través de un pensamiento que es en sí mismo un todo, un matrimonio de lo científico y lo artístico. En una verdadera ciencia del mundo viviente, la vida de los sentimientos y la creatividad se convertirán en órganos, altamente diferenciados, de la cognición. Pensar la vida es despertar el ojo de la imaginación.

 

"... una contemplación espiritual de la naturaleza proporcionará los medios para el tipo de entrenamiento en el pensamiento que, entre otras cosas, hace posible comprender el organismo social".

Rudolf Steiner, La Renovación del Organismo Social

Círculo de colores de Goethe (su propia ilustración)

Goethe creó los cimientos de una nueva ciencia de la vida, una ciencia de participación consciente en la forma viviente. Trabajando desde esos comienzos, el filósofo y artista Rudolf Steiner forjó un camino científico hacia el espíritu. "Nuestra civilización ha perdido el espíritu; su pensamiento abarca solo las cosas materiales. Tales pensamientos solo pueden entenderse, no experimentarse".** ¿Qué es el pensamiento que se puede experimentar? La respuesta a esa pregunta tiene implicaciones para la renovación de la educación, de la medicina, de la economía, de la agricultura y para la renovación de la sociedad como una totalidad tripartita.   

 

 La primera unidad del curso se llama Naturaleza; explora los fundamentos de la ciencia de Goethe: polaridad, intensificación, metamorfosis e imaginación sensorial exacta a través de la interacción imaginativa con animales, el color y el ser humano. En todos los casos la percepción artística aviva la percepción científica

A este le sigue la Sociedad que es un estudio del triple organismo social, la imagen de Steiner sobre la renovación social para la era moderna. A través del pensamiento goeteanístico desarrollado, esta unidad explora los ideales de la triple estructura social y sus etapas de desarrollo, al igual que:  la naturaleza del capital y el trabajo, la economía asociativa, la evolución del dinero, la escultura social, la creatividad y su educación. 

 
La unidad de extensión es el Yo, que desarrolla la imaginación cognitiva a un nivel superior, observando el crecimiento y el desarrollo de la civilización occidental entendida a través de clave obras de arte. Aquí trabajamos con la evolución de la conciencia humana.

 

No se requieren habilidades especiales, ni científicas ni artísticas, para realizar este curso. Lo único que se necesita es la voluntad de mirar más allá del statu quo y el interés en cultivar la forma imaginativa y participativa de la ciencia de la vida que podría convertirse en una fuerza poderosa para la renovación social en nuestro tiempo.

Tenga en cuenta que hay una versión especial de este curso para profesores.

Goethe: " . . .Esta mejora de nuestros poderes mentales pertenece a una era altamente evolucionada", Scientific Studies, (trans. D Miller), Princeton University Press, 1995, p.307.

** Rudolf Steiner, Youth and the Etheric Heart, Steiner Books, Great Barrington, 2007, p.91.

"La intención de Goethe fue permitir que las fuerzas inherentes a los objetos externos cobrasen vida en nuestros concepciones de los mismos. El enfoque de este tipo de conocimiento aspira a un inter-cambio de experiencias extre-madamente íntimo con los seres vivos del mundo exterior”.   

Rudolf Steiner, Libertad de pensamiento y fuerzas sociales.